Al nuevo año le pido…

Navidad es sinónimo de ilusión por que algo nuevo comience. Siempre tendemos a pensar que los próximos 365 días serán especiales en la medida en que trataremos de lograr aquellos retos que hasta la fecha nos han sido esquivos. A pocas horas de que acabe el ciclo navideño, en Martin Ttipia Kultur Elkartea hacemos balance de un año que nos deja por un lado ilusión y por otro lado un cierto amargor.

La alegría proviene de la sensación de que hemos trabajado a favor de la difusión de la cultura de nuestro país en nuestro entorno más próximo. Como en otras ocasiones, la falta de medios ha sido suplida con importantes dosis de perseverancia, trabajo duro y generosidad casi sin límites. Somos conscientes de la envergadura de nuestra asociación y de lo arduo de la misión que hace algo más de cinco años nos auto-encomendamos. La vasta distancia entre el lugar en el que estamos y el lugar en el que nos gustaría estar no es ni será óbice para que en 2015 sigamos bregando en este mar con viento de cara en el que llevamos siglos de abnegada singladura.

Por un lado, nos sentimos felices por haber conmemorado el Asedio de Gasteiz, una vez más, al comienzo del verano. Igualmente, nos sentimos contentos por haber contactado con la Asociación Montañera Otsogorrigaina, cuya fraternal relación, esperamos, nos aporte mucho a unos y otros. Además, nos congratulamos porque hemos estrechado aún mayores lazos con los navarros de Agés, y es que a finales de verano celebramos un nuevo encuentro en los últimos confines de Nabarra, a pocos kilómetros de Burgos.

Sin olvidar, por supuesto, la entrega del Galardón al Nabarro del Año, que en 2014 ha recaído sobre la persona de Joxe Ulibarrena, ilustre compatriota que, además de artista, es gestor desde hace años del Museo Etnográfico de Nabarra en la localidad de Arteta.

No obstante, el acontecimiento que quizá nos haya marcado más este año sea la presentación, ante la corporación municipal de Vitoria-Gasteiz, de una moción por la que el Consistorio gasteiztarra decida usar el nombre Martin Ttipia para bautizar una calle o una plaza del centro de nuestra ciudad. Bien acogida por la mayoría de los grupos políticos, la iniciativa ha quedado en manos de la alcaldía, en la persona del regidor Javier Maroto, cuya formación se conformó con una cómoda, al tiempo que reveladora, abstención.

La cuestión ha quedado bloqueada a la espera de que el alcalde decida darle vía libre. Algo que difícilmente ocurrirá, pues se ha iniciado ya la cuenta atrás para las próximas elecciones municipales, y probablemente nadie quiera moverse para no salir borroso en la foto. Además, huelga decir que iniciativas como la nuestra contribuyen a que cada quien se retrate ante la posibilidad de aunar fuerzas para la recuperación de nuestra Memoria Histórica. Los populares, siempre dispuestos a recordar a los colectivos de víctimas de ETA, demuestran con su abstención que no todos los capítulos de la historia de nuestro pueblo son dignos de recordar.

Desde este humilde foro, blog oficial de Martin Ttipia Kultur Elkartea, desea, ante todo, dar las gracias a los medios de comunicación, así como colectivos que se han destacado por propagar nuestra actividad más allá de nuestros humildes medios. Ondo izan eta besarkada haundi bat ere jarraitzen gaituzten guztioi. Gracias por seguirnos.

-Hermano Templario-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: